www.flickr.com
vpmendi's photos More of vpmendi's photos

jueves, septiembre 20, 2007

pensándo-te

La lluvia que amenaza y no llega nunca, falta,
que las nubes se rompan y estallen de una vez,
faltan los charcos para dar un salto sobre ellos
y mojarlo todo entero con el agua hoy parte del piso
y que sea esa la excusa innecesaria para amarlo otra vez,

Y sobra el sol y sobra la falta de tiempo
sobran los proyectos inconclusos que requieren de él,
y sobra ella cuando retoma espacios perdidos,
y sobra esta ella encerando mi piso,
y sobra su nombre igual al de ella,
causando risa y no risa a la vez

Falta la lluvia y el frio de sus gotas
enfriádo-nos hasta que el café sea una urgencia
y los cortados uno más grande que el otro faltan
y las aguas sin gas por favor,

Pero él aqui no falta nunca,
él conmigo hasta la luna,
él tan mio y tan ajeno a la vez,
tan de él mismo el,

él desde el día de la apuesta absurda,
él desde ahi y en todos mis siguientes días,
y cuando no falta la luna
no existe nada que evite que nos pensemos
que nos imaginemos el a mi y yo a el...
el siempre tan cerca de mi
yo siempre tan cerca de él.

sábado, septiembre 15, 2007

Sociedad Departamental de Asfaltados

Es el asfalto el que dibuja mi espacio, ese asfalto que inmoviliza hasta las ratas,
y el calor cotidiano lo derrite, lo vuelve alquitrán y me quedo ahi pegada, parte del asfalto,
parte de la "Sociedad Departamental de Asfaltados".
Y ahi parte yo del asfalto-alquitran todo está en orden, todo dentro de los límites y de las frecuencias esperadas.

Y cuando yo parte del asfalto-alquitrán no me queda más
que mirar al cielo
y se me clava la mirada en las cosas diminutas que
interrumpen la vista turística del supuesto paraíso y
de todos sus muertos.
Y entonces los colores se comprenden en una escala de
grises sin sentido, y todos los sonidos en la misma
frecuencia de melodías y ritmos, Los días no generan recuerdos,
y el comienzo y el final se definen por la ausencia del sol,

Todo el mar de sensaciones y emociones van
por un angostísimo río...ni frío ni calor, ni risas ni lagrimas
fuera de espacio o de tiempo , pero cuando no-extremos,
entonces busco el camino más corto hacia la luna
pero cuando el asfalto es dueño del momento
pierdo la idea de la búsqueda y me pierdo en el
vuelo descordinado de una paloma reumática y desorientada
y de pronto pierdo al animal volador y me encandilo
con el brillo intenso del sol que refleja la ventana del
edificio que detuvo sanguinariamente el viaje del pájaro
mensajero sin mensajes pendientes, y sigo con paciencia
el hilo de sangre verde que desciende del lugar del accidente
y en su camino dibuja siluetas y entre ellas una puerta,
puerta que esconde el ingreso al submundo de los enanos deformes
el mundo donde habitan las ratas en huelga de hambre
exigiendo que las traten igual que a todos,
que no las discriminen por el tamaño grotesco de sus colas
que les otorguen por decreto alas nuevas de madera liviana
y licencia para volar...
y que esto y lo otro y no se que más...
y que ante la negativa del gobierno de ratas
mejor bloquean ellas todas, ratas negras y verdes
bloquean todo y llenan el ingreso con mugre y
con cadáveres de insectos y logran levantar el muro
del cemento vertical y obligan al hilo de sangre a
desviar su camino y a terminar en el asfalto donde terminé yo
después de morir otra vez

jueves, septiembre 13, 2007

BPD by popular demand o por razones ajenas a quien sabe qué

Yo no siento esta calma real, se que está, pero no la comprendo como un logro mío
Todo se ve de colores tan chillones y apagados en el mismo segundo, todo tan sub-normal...
tan alejado de lo que conocía como mío, tan lejos todo de mi, tan lejos yo de todo
Todo se ve igual desde las graderías, todo suena igual, el frío y el calor igual cuando intento equilibrar extremos... en esencia todo igual, menos yo, menos lo mío, y es igual pero no es libre,
quieta como nunca, inmóvil yo como nunca, todos mis movimientos frustrados por la fuerza que generan estos límites fabricados para mi, si pudiera ganarles yo seguro lo haría, seguro volaría aunque luego el piso todo en mi cara y luego el polvo en mi nariz y luego la sal saliendo de mi transformada en agua, y luego el abismo para mi, el abismo en mi... pero de un salto el cielo y yo caminando planetas y dibujando conejos en la luna y ahí yo en el exquisito ritual de equilibrarme sobre cables de alta tensión y yo por túneles subterráneos de altísima velocidad y en un instante y de pronto todos mis huesos golpeándose contra el centro de la tierra y quemando-me por dentro y por fuera y después yo cenizas y polvo que vuela, que entonces vuela y las luces de la ciudad otra vez tan pequeñas, y yo ahí, siempre el cielo o el fondo de la tierra y al final busco o inventouna o mil anestesias.

Y no, no es real, ni mío, ni natural, pero así no me tienen miedo, así ya no importan los espejos, pero las adicciones golpeando mi ventana, las ignoro cuando suenan en mi puerta, y yo en contra de lo habitual bajo las persianas y dibujo un candado y me escondo en la chimenea, y descubro una vez más que los químicos legales intentan anular mi esencia y vuelve a mi la emergencia… y ahí yo entre la pared y la espada, clavada yo en la misma espada, yo testigo de la ruptura constante de mi alma y al final, como siempre yo clavada en cada espada, pero siempre para mi el cielo tan orange, tan perfectamente naranja.